Preparando tu propiedad para venderla

Por Lourdes Seda / 1 Diciembre 2018 / Consumidor – Negocios 

La venta de una propiedad depende de muchos factores que determinan el precio y el tiempo en el mercado.

Lourdes Seda
Real Estate Broker Associate
Lourdes@LourdesSeda.com
(305) 216-9399

Todos los vendedores desean efectuar la transacción en el menor tiempo posible y obtener el precio más alto por su propiedad.

Para lograr estos dos objetivos es necesario preparar las condiciones. A partir del momento que se decide vender una propiedad, el dueño debe comenzar a desprenderse emocionalmente de ella y hacer los cambios necesarios para que resulte atractiva al comprador, esto se logra con los detalles siguientes:

Exterior:
– El número de la propiedad debe estar visible y legible.
– Las luces encendidas al anochecer.
– La basura recogida.
– La puerta del garaje o el carport limpio.
– Las puertas y ventanas limpias y sin cristales rotos.
– El timbre de la puerta y la cerradura en buen estado.
– Retocada la pintura en las puertas, marcos de ventanas y los bordes del techo.
– El jardín frente y/o el patio con la hierba cortada y buen aspecto.
– Árboles recortados de forma que permitan ver la propiedad.
– Invertir en plantas de flores económicas añadirá un toque personal.
– Inspeccionar el techo y hacer reparaciones necesarias o reemplazo de tejas rotas.
– Eliminar las manchas de agua o similares en las paredes.
– Las cercas deben estar en buen estado y limpias.
– Lavar todas las ventanas por dentro y por fuera.

Interior:
– Las luces deben estar encendidas y las cortinas abiertas el día de mostrar la propiedad.
– La temperatura debe estar agradable en invierno o verano según se requiera.
– Flores frescas o plantas en las habitaciones.
– Retocar la pintura de las paredes.
– Las gavetas y puertas de los gabinetes, closets y armarios deben estar cerradas.
– Los baños deben funcionar apropiadamente.
– Las bisagras de las puertas engrasadas.
– Los espejos limpios.
– Retocar las juntas de lavabos y bañeras
– Los suelos limpios y los contenedores de basura limpios.
– El interior de los closets organizado.
– Artículos de valor fuera del alcance, guardados en lugar seguro.
– Los niños y las mascotas deben estar ausentes o bajo cuidado durante la muestra.
– Evitar pintar toda la propiedad a menos que sea imprescindible.
El blanco o colores pastel son los más recomendables.
– En invierno la chimenea encendida para tener calor de hogar.
– Los mostradores de la cocina deben estar organizados y limpios.
– Los electrodomésticos deben estar limpios.

Documentos que debe tener disponibles el vendedor:
– En el caso de una unidad de condominio, una copia de los “By Laws” (leyes del condominio), “Rules & Regulations”(reglas y regulaciones) y copia del presupuesto anual vigente.
Si el vendedor no tiene dichos documentos, el comprador tiene derecho a comprarlos y el vendedor está obligado a reembolsar el costo.
– Si hay algún permiso abierto para reparaciones en la propiedad, el dueño debe cerrarlo.

– Cualquier adición hecha sin permiso debe ser legalizada.
– En algunas ciudades se requiere un Certificado de Reocupación y una inspección de la ciudad debe ser efectuada para poder realizar la venta (cualquier violación de los códigos de construcción debe ser legalizada) para obtener dicho certificado.
– Es recomendable comprar un seguro para todos los equipos electrodomésticos por un año de vigencia (esto le ofrece cierta tranquilidad al comprador y ayuda a negociar mejor precio de venta).
– Cualquier daño que afecte el valor de la propiedad y no sea visible a simple vista, debe ser declarado para evitar futuros conflictos.

El valor de una propiedad depende de:
– Las últimas propiedades comparables vendidas en los últimos seis meses en una milla a la redonda.
– El precio de venta en los comparables establece el valor por pies cuadrados en el vecindario y de ahí resulta el valor del sujeto.

Lamentables errores del vendedor:
– Poner la propiedad en el mercado por un precio superior a la realidad según los comparables (en otras palabras, tratar de vender con el precio de su corazón).
– En la mayoría de los casos la primera oferta no tiene éxito, porque el vendedor se niega a negociar el precio, con la esperanza de conseguir vender por un precio superior al valor real.
– Lamentablemente pasan los meses sin resultado positivo y finalmente venden por mucho menos, reconocen que la primera oferta era la mejor, pero ya es tarde para lamentarse.
– No escuchan las recomendaciones del agente, que es el experto.

Los vendedores no entienden que los agentes recibimos compensación por comisión en base al precio de venta y por tal razón, cuanto más alto es el precio, mayor es la ganancia, pero el valor de la propiedad lo establece el mercado.
Un agente de bienes raíces con experiencia y amor a su profesión sabe asesorar al vendedor correctamente para lograr su objetivo, haciendo de este proceso una experiencia positiva y placentera.
Es muy importante que los vendedores elijan un agente de su confianza y acepten las sugerencias que siempre tienen la intención de ayudarlos a conseguir el mejor resultado.
Siguiendo las recomendaciones anteriores y aceptando las sugerencias, mis clientes han logrado vender sus propiedades en un plazo de tiempo menor a sus expectativas. Poner la propiedad en el mercado con el precio correcto según los comparables y basado en nuestra experiencia también ayuda a nuestros vendedores s a lograr su objetivo más rápido, les garantizo que la venta de su propiedad puede ser exitosa y una experiencia agradable.