Fernando Arau: Hablando con humor en serio

Por Francisco Javier Arbolí / Octubre 2018 / Gente en Miami

A Fernando Arau es fácil reconocerlo. A pesar de tratarse del hombre de las mil caras, su espontánea sonrisa lo delata. Aunque empezó su carrera artística como payaso y como mimo, la risa y la creatividad han sido sus mayores aliadas en su larga trayectoria.
Atrás quedaron sus éxitos del programa ¡Cachún Cachún Ra-Rá!, que lo hicieron saltar a la fama, sus pinitos en el cine, sus años en Despierta América, la radio, las redes sociales y los escenarios con sus shows. Fernando se sigue reinventando y llevándose miles de sonrisas y aplausos en cada presentación. Las cosas han cambiado pero no su energía y ganas de que el show continúe. 

Visitamos al genio del humor en su apartamento al norte de Miami y, aunque les pueda parecer mentira, hablamos con humor en serio…

En su apartamento, Fernando se prepara para salir al aire vía internet en un foro junto a otros conferencistas.
Reflexionando sobre las leyes de la conciencia del famoso motivador, John C. Maxwell. Él divide su tiempo entre Estados Unidos y Méjico donde está su esposa Rosalinda, junto a su hijo mayor Aldemar, mientras que en Miami, su otro hijo, Oldair, ya lo ha convertido por dos veces en abuelo.

En este 2018 Fernando cumple 65 años Ha transformado su vida, con la mayor sencillez. La sala de su apartamento está llena de trípodes, cámaras, equipos de audio, luces, micrófonos y aparatos para hacer gimnasia. Y entre bromas y risas, habla completamente en serio, a mí y a los miles de oyentes que están conectados escuchando…

«El tiempo y la edad nos dan experiencia, nos dan sabiduría pero no crecimiento. Éste se obtiene a través de la intención, la intención de crecer y buscar».

– Yo ahora que no salgo en la televisión tanto como antes, me encuentro a mucha gente que me dicen: ¿Dónde está ahora, qué le pasó?. El otro día me encuentro a dos viejitas que casi se sacan un dólar del bolso y me dicen: ¿Ya tiene trabajo?, ¿dónde vive con su familia?.. y yo les digo, estamos bien, vivimos debajo de un puente… ¡pero de Brickell!, ja, ja, ja… ¡Ay, usted no cambia!
La verdad es que yo antes vivía en unas “casotas”… pero he hecho mi vida más simple, y ahora vivo en mi apartamento ¡y soy mucho más feliz!. Me gusta disfrutar la vista del lago frente a mi casa, escribo libretos, grabo videos, viajo y hago giras con mi show, doy el testimonio de mi vida… ¡estoy hecho!, ¿por qué?, porque estoy viviendo bajo mi pasión, todo lo que hago lo elaboro desde mi casa.

Antes siempre estaba de gira los fines de semana y entonces decidí que eso no es vida, que solo iba a viajar dos veces al mes y que todo el tiempo me lo iba a dedicar a mí.
Las cosas que antes pensaba que yo necesitaba para vivir, ¡ahora me estorban!.
A veces la gente me pregunta si antes era rico, y yo les digo: Antes era rico, ahora soy simplemente sabroso, ja, ja, ja…

Hay tres cosas que no regresan en la vida: Las palabras, el tiempo y las oportunidades. El tiempo y la edad te dan sabiduría, pero uno se vuelve sabio, cuando aplica lo que sabe. Yo estoy en esa etapa. Y cuando me pasa algo, si no tengo una solución, ¿qué creen?, ¡me la invento!. No puedo seguir viviendo quejándome de lo que no tengo, ¡mejor disfruto lo que tengo!

Con mi show estoy en una gira permanente por Estados Unidos, también fui a Méjico, a Panamá, Colombia y hasta en Venezuela. Allí se grabaron parte de los programas en español de America’s Funniest Home Videos. Ahora estoy grabando en Méjico con unas productoras independientes una serie que saldrá en noviembre.

Fernando Arau en sus años de Despierta América y de la radio.

Pero aunque Fernando nos habla en serio, no puede dejar escapar alguna de sus “pinceladas”:
– “A veces la gente me pregunta si antes era rico, y yo les digo: Antes era rico, ahora soy simplemente sabroso, ja, ja, ja…”Y continúa:
– Hay tres cosas que no regresan en la vida: Las palabras, el tiempo y las oportunidades. El tiempo y la edad te dan sabiduría, pero uno se vuelve sabio, cuando aplica lo que sabe. Yo estoy en esa etapa. Y cuando me pasa algo, si no tengo una solución, ¿qué creen?, ¡me la invento!. No puedo seguir viviendo quejándome de lo que no tengo, ¡mejor disfruto lo que tengo!
Con mi show estoy en una gira permanente por Estados Unidos, también fui a Méjico, a Panamá, Colombia y hasta en Venezuela. Allí se grabaron parte de los programas en español de America’s Funniest Home Videos. Ahora estoy grabando en Méjico con unas productoras independientes una serie que saldrá en noviembre.

«Con mi testimonio llevo 18 años de gira. Es un show maravilloso acompañado de mi director musical, Milton Sesentón, que es un virtuoso. La gente ríe, llora, y hasta se asfixia de risa.
Einstein decía: “Locura es cuando una persona haciendo lo mismo, espera conseguir resultados diferentes”.
La gente piensa que va a tener que adquirir nuevos hábitos, nuevas actitudes, pero no se dan cuenta de que más bien lo que tienen que hacer para que los resultados sean diferentes, es dejar de hacer las cosas que no les favorecen.
La gente vive angustiada esclava del dinero.»

«El tiempo y la edad nos dan experiencia, nos dan sabiduría pero no crecimiento. Éste se obtiene a través de la intención, la intención de crecer y buscar. Porque tomamos la decisión de que queremos adquirirlo, avanzar. La ley de la conciencia viene de darnos cuenta cuáles son las cosas que me sienta bien y las que me sienta mal.
Así que el sentido común nos da la conciencia. Debemos tener conciencia de quiénes somos, qué queremos ser, a quién nos queremos parecer, cuáles son mis fortalezas y cuáles son mis debilidades. ¿Para qué la necesitamos? Porque todos tenemos la posibilidad de tomar el camino que tenemos por delante, es el famoso libre albedrío. Los grandes enemigos de la conciencia son las emociones, porque a veces como digo yo: Hacemos la cosa más sana, ¡la que se nos pega la gana!»

«Si no sabes quién eres y qué quieres no sabrás aprovechar las oportunidades. Las oportunidades nos llegan todos los días, frente a nuestros ojos y no las vemos porque nos falta la intención de buscarlas. Muchos viven frustrados porque no saben qué quieren, no tienen un propósito. Les voy a dar un consejo: ¿Ya sabes lo que quieres?, ¿qué te gustaría hacer?, ¡pues hazlo y deja de quejarte!. ¡No me digas nada negativo!. El secreto de la felicidad está en encontrar tu pasión. Estamos muy ocupados tratando de vivir, ¡deja de mirar el reloj, porque estás llegando tarde a la vida!»

«Cuando yo estaba en Despierta América y decían vamos al aire, yo entraba con esa energía que la gente me preguntaba: ¿Pues qué te tomaste?. Yo recuerdo que había una campaña de Nike muy exitosa que decía: “Just do it!”, ¡hazlo! Y eso mismo hago yo cada día».

La noche se prolonga y Fernando tendrá que preparar el equipaje para una presentación en Kansas durante el fin de semana. Empezamos las despedidas para que descanse pero… ¡sorpresa”, aunque son las dos de la mañana, Fernando coge su bajo eléctrico Fender y empieza a improvisar. Parece que hay cosas que no cambian…Efectivamente, el show va a continuar.